domingo, 13 de septiembre de 2009


Por vos lo hago, para que me veas. Porque un día me volví invisible y vos dejaste de verme. Pero no fue tu culpa ¡eh!, era yo, era yo que me volvi invisible. Era yo que no sabía que hacer con mi vida. Me volví gris, vacía, sin nada, sin nadie. Pero un día me dije ¿qué queres?, y yo quiero amarte. Y aca estoy, dispuesta a todo por vos mi amor, volviendome visible.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Mi contador de Visitas:

Mi ultima lagrima

Mi ultima lagrima
La ultima lagrima que mi corazón derramará por vos, es la que ves.