lunes, 4 de mayo de 2009

A veces uno se hace el fuerte para no mostrar dolor, o cierra los ojos para
no ver la verdad dolorosa, uno ama y detesta a quien te canta las 40, uno ama y detesta a esa persona que te habre los ojos por mas que duela. A veces uno está cegado por tanto amor que no quiere ver la verdad que causa dolor, a veces lo que hay que ver es tan horrible que nos asusta y nos encerramos en una cara de cristal en esa burbuja. Pero hay veces que la burbuja se pincha y hay que ver lo que no queremos y el corazón se nos estruja y nos quedamos sin aire. Duele abrir los ojos, es como salir de la oscuridad y ver la luz que nos enceguese, el abrir los ojos tiene gusto a queso con membrillo es agridulce. Hay que pinchar la burbuja y salir de esa cajita de cristal aunque lo que halla para ver nos rompa el corazón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Mi contador de Visitas:

Mi ultima lagrima

Mi ultima lagrima
La ultima lagrima que mi corazón derramará por vos, es la que ves.